Nicolás Niño, el colombiano que sueña con hacer un buen papel en la gira europea

El pasado viernes, Nicolás Niño se coronó campeón de dobles en uno de los torneos más importantes a nivel mundial en la categoría juvenil: el Banana Bowl que se disputa en Brasil. El joven bumangués de 14 años obtuvo el título junto a su compañero peruano Gonzalo Bueno, luego de vencer en la final a los paraguayos Adolfo Daniel Vallejo y Martín Antonio Vergara Del Puerto con parciales de 7-6 y 6-1.

En una entrevista exclusiva para Match Tenis, Nicolás se mostró muy contento por uno de los logros más significativos en su carrera. “Las sensaciones son muy buenas por el título logrado en dobles y porque sé de la importancia que tiene este torneo a nivel mundial”. Sin embargo, también confesó que aspiraba a levantar el trofeo en el singles, modalidad en la que sucumbió ante el mejor de su categoría. “Quedé con el sin sabor de perder en semifinales contra (Adolfo Daniel) Vallejo”, expresó.

Gracias a su buena actuación en tierras brasileñas, uno de los representantes juveniles de nuestro Team Head Colombia se clasificó a la gira europea. Actualmente, Nicolás ocupa el 4º puesto a nivel sudamericano y es muy difícil que se quede por fuera de los jugadores que viajarán al viejo continente. “Falta un torneo G1 en la clasificación a la Gira Europea, el cual vamos a tratar de ganar la semana entrante en Porto Alegre la Copa Gerdau. Estoy muy feliz, porque los puntos alcanzados en toda la gira me dan la tranquilidad de estar alejado de el 5º, 6º y 7º puesto”, sostuvo el campeón, que reconoce que una de sus principales virtudes es confiar en sus capacidades y en su equipo.

Detrás de los buenos resultados que ha obtenido el joven colombiano, hay un equipo de trabajo que lo apoya y lo ayuda a crecer. “Vamos por buen camino cumpliendo los objetivos trazados y se que aunque hay muchísimo trabajo por hacer, pero estoy seguro de que hay un gran tenista en potencia”, aseguró Wilmar Núñez, el entrenador que acompaña a Nicolás por donde sea que viaje. Siguiendo por esa línea, el entrenador santandereano se refirió a las virtudes que ve en su pupilo. “Lo que más destaco es su mentalidad positiva y ganadora siempre, su actitud dentro y fuera de la cancha, el amor y respeto por este deporte”. Pero los elogios no quedaron ahí. “Esto va de la mano con su buena preparación física, lo cual lo convierte en un jugador muy completo en todos sus golpes”, cerró.

Esta semana, Nicolás y Wilmer seguirán su periplo por el país más grande del continente, cuando afronten la Copa Gerdau. Más allá de los resultados, esperamos que estos dos representantes del Team Head Colombia sigan adquiriendo experiencias que les permitan crecer cada vez más por el bien del tenis colombiano.

Deja un comentario

Tu dirección de Email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *